#LA ONE. ¿QUÉ MAS SE LE PUEDE PEDIR A UNA PLAYA?

#LA ONE. ¿QUÉ MAS SE LE PUEDE PEDIR A UNA PLAYA?
Ver Más Imágenes

"Tenés que venir Pablo..." sonó del otro lado del celular, y la verdad, ya me habían hablado mucho de esta pequeña localidad del norte entrerriano. "Playa "El Saucedal" en Piedras Blancas...no fue por casualidad, lo hicimos juntos..." decía un slogan muy escuchado en la zona, y me dije ¿qué estas esperando para ir?... Había visto unas tomas aéreas que seguramente hizo algún drone y la verdad la playa se veía perfecta: de arenas blancas impecables, llena de gente nadando o tomando sol, con sombrillas de todos los colores imaginables, palmeras y sauces llorones que reían…pero lo que realmente me impactó es que allí el río no parece tener la misma correntada que en otras ciudades vecinas. ¿Por qué? Me contaron los locales que cuando la ciudad (creo que ciudad asusta, digámosle más bien con respeto pequeña ciudad) empezó a pensarse para convocar al turista se dieron cuenta que había que aquietar la bravura del río Paraná y para eso generar un remanso que no se lleve la arena, que no lave la playa. Así nació el Balneario El Saucedal, un lugar mágico...

...y el desafío valió la pena, a fuerza de inversión y con mucho esfuerzo local y amor propio lograron “la playa perfecta” a tal punto que hoy puedo afirmar sin exagerar que Piedras Blancas tiene una de las playas más hermosas que tiene el río Paraná, y sin dudas el norte entrerriano. ¿De dónde viene la gente? Sorprende, pero de todos lados. Entrerrianos, cordobeses, tucumanos, hasta me tope con un mendocino que me juraba y juraba que para él estábamos en Brasil. Por eso no lo dude y lo primero que hice cuando llegue fue entrar al agua. Había unos chicos tirándose en bomba desde el mangrullo de los bañeros que cuidan que nadie se pase de la raya y ví en sus caras tal alegría que enseguida entendí donde estaba "la movida". Adentro me dije y en cuestión de minutos ya tenía la misma sonrisa que los gurises. Era uno más pero con cuarenta pirulos. Casi no se notaba, hasta que el bañero nos llamó la atención y con solo tres palabras…usted gente grande entendí que no podíamos seguir saltando del mangrullo. Amigablemente nos rajaron a todos. Fue el momento de salir del agua y dirigirme al parador y pedir una cerveza fría que resultó sencillamente perfecta. Por momentos cerraba los ojos y estaba en el mar... Buena música, limpieza total, bañeros que todo lo ven y una armonía hermosa donde conviven todas las generaciones. El lugar tiene una combinación perfecta entre lo natural y lo construido, y por sobre todo tiene onda, mucha pero mucha onda. De parte mía, ¡¡¡Un Muy Bien Diez Felicitado Piedras Blancas!!!!

El desafío de los vecinos de Piedras Blancas valió la pena, a fuerza de inversión y con mucho esfuerzo local y amor propio lograron “la playa perfecta”. ¡¡¡Ahora a disfrutarla !!!

Información de Contacto:

Balneario El Saucedal

  • Calle El Grillo S/N
  • 3438-495029

Compartí esta experiencia

Hacelo una vez en la vida
Información turística sobre imperdibles de Entre Ríos

© Hacelounavezenlavida 2024
Prohibida su reproducción total o parcial. Derechos de Autor 675245 Ley 11723